Últimos temas
» Orden Merodeadora (élite)
Vie Dic 16, 2011 7:25 am por Invitado

» Prior Incantato-Harry Potter 3° generación [Afiliación normal] foro nuevo
Miér Oct 19, 2011 10:41 pm por Invitado

» Kingdom Hearts After -Élite-
Miér Sep 21, 2011 2:47 pm por Invitado

» Middle Earth Tales: The Bard's Song
Miér Sep 14, 2011 8:59 pm por Invitado

» Hogwarts Renovatio (VIP)
Lun Sep 12, 2011 4:56 pm por Invitado

» Last Poison ;; Normal [Harry Potter RPG]
Dom Sep 11, 2011 12:44 am por Invitado

» Los Juegos del Hambre [normal, nueva afiliación]
Lun Ago 29, 2011 11:19 am por Invitado

» Amortentia Nature Rol { Afiliacion Vip}
Dom Ago 28, 2011 11:58 pm por Invitado

» Templo de Dioses (Afiliación Elite o Vip)
Sáb Ago 27, 2011 5:49 am por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 16 el Vie Jul 12, 2013 10:45 am.
Changed DestinyPhotobucket {Marauders Map RPG}Photobucket Image and video hosting by TinyPicImperius NGhttp://illiweb.com/fa/pbucket.gifhttp://hogwartschallenge.foroactivo.org/></a><a href=Photobuckethttp://illiweb.com/fa/pbucket.gifAdvanced PotionCrusadeCruel Intentions of The MaraudersThe Hunger Games RPG

Tengo algo que decirte... [Ronald B. Weasley]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tengo algo que decirte... [Ronald B. Weasley]

Mensaje por Astoria Greengrass el Dom Jul 24, 2011 3:58 pm

Era principio de curso, por eso debía de creer que todo iba a ser bastante sencillo, la semana transcurriría sin ningún percance según la castaña pero se había equivocado totalmente, rotundamente, contundentemente.

La Sala Común era el lugar ideal para hacer los deberes sin ser molestada por los alumnos más pequeños, en Slytherin siempre había habido claridad con esas cosas. Los más pequeños no tenían derecho alguno de molestar a los más grandes, mientras que ellos podían, si querían, tatuar su nombre en la piel de los de primer año para saber que nadie más tenía derecho alguno para molestarlo. La joven estaba enfrascada en una exhaustiva redacción sobre las guerras de las brujas en el Siglo XV, no entendía por qué debía poner tanto empeño en Historia de la Magia pero tampoco era su deseo obtener una D.

Mientras buscaba una pluma nueva entre sus cosas encontró unos cuantos bombones en una bolsita rosa que tenía un moño morado bastante coqueto. No recordaba haberlos comprado, quizás su madre se los había enviado en alguna de las cartas de la semana y poca atención había puesto en ellos. Sin pensarlo dos veces se llevó un par a la boca, era extremadamente suaves y al más mínimo contacto con la lengua se deshacían en un torbellino de intensos sabores.

El efecto fue casi instantáneo, un calor comenzó a crecer desde el centro de su pecho y se extendió por todo su cuerpo, era tal que sus mejillas se colorearon de un rubor rojo que contrastaba fuertemente con su piel blanca. Sus ojos recorrieron rápidamente la Sala Común buscando algún testigo de lo sucedido pero cada quien estaba perfectamente metido en sus asuntos. Astoria sonrió estúpidamente mientras bajaba la vista de nuevo al pergamino ”Ronald Weasley” acababa de escribir en la parte inferior derecha y lo enmarcaba en un corazón perfecto. La sensación de calor en su rostro no era más que una señal de que el color había aumentado, con rapidez rayo lo escrito hasta que era incomprensible, tomó esa esquina y la arranco para después hacer pedacitos la evidencia. Sin embargo eso no disminuía el sentimiento que retumbaba con fuerza por debajo de sus costillas, quería correr, volar y gritarlo a los cuatro vientos, se sentía completamente incontenible.

Sin previo aviso, Astoria se levantó cerrando con fuerza el libro que tenía sobre las piernas, guardo todo rápidamente en su bolso –que servía de mochila- y lo dejo sobre la silla que había ocupado con anterioridad, estaba segura que no le pasaría nada si se quedaba ahí por unos momentos. Total, nada más iba a… se paso una mano por el largo cabello un tanto avergonzada de sus pensamientos. Era como si estuviera a punto de hacer algo prohibido, aunque tomando en cuenta su naturaleza sentir eso por un traidor a la sangre era tan despreciable como desposar a un sangre sucia o un muggle, pero a ella ya no le importaba, no iba a negar por más tiempo esa sensación que llevaba guardando por quién sabe cuánto tiempo.

Sus zapatos resonaban por los pasillos del colegio mientras los recorría hábilmente en busca de aquel pelirrojo responsable de los delirios de la Slytherin. No podía olvidarse de su nombre, de la mirada azul y un tanto desconcertada, de aquellos cabellos que ardían bajo el sol. Astoria estaba mal, muy mal; estaba enferma, enferma de amor.

¿Cómo supo dónde encontrarlo? Jamás estaría segura de eso, las chicas conseguían lo que querían aunque muchas veces no supieran exactamente cómo lo habían hecho. Fue la tercera o cuarta aula que visitaba, sabía mas o menos los horarios de algunas materias de sexto año por culpa de Daphne, se los había repetido hasta el cansancio. La suerte estaba de su lado, no había nadie más en aquella aula. Respiró profundamente desde el umbral de la puerta, sentía el estómago revuelto de una forma extrañamente agradable.

-Hola- dijo con una voz adulzada un tanto impropia de ella, además de adornar sus palabras con una tímida sonrisa mucho más impropia de ella. Se adelanto unos cuantos pasos urdiendo una excusa por la cual estar ahí y que no delatara su verdadero propósito -¿Estás muy ocupado?- pregunto pasándose un mechón de cabello por detrás de la oreja sin dejar de clavar esas joyas que tenía por ojos. Un tanto nerviosos, ansiosos y expectantes.
avatar
Astoria Greengrass
Prefect@ de Slytherin; 5º
Prefect@ de Slytherin; 5º

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 18/07/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.